jueves

martes

Lema orante semanal






Bien sería… no sentirse propietario
29 de junio de 2015

En la llamada orante, quien la escucha –por ser llamado-… se implica en el compromiso de escuchar, de incorporar, de testimoniar…
En la llamada orante, cada ser recoge –en la escucha y en la percepción sin palabras- lo que le lleva a universalizarse; lo que le invita a pertenecer, ¡por evidencias!, a una Creación insondable.

La singularidad de la llamada –puesto que no ocurre en todos-, la excepcionalidad de la llamada –puesto que no a todos se les presenta la oportunidad-… nos sitúa en un espacio-tiempo diferente y en una dimensión de consciencia, distinta; distinta, en tanto en cuanto se da cuenta de la necesidad de modificar, cambiar, corregir, rectificar…

                                                        Seguir leyendo