sábado

miércoles

Lema orante semanal






La guerra
2 DE MAYO DE 2016
Quizás, con el principio del juego, se gestó la “competencia”, “competir”. Y quizá con ello, casi sin darse cuenta, se promulgó ¡la guerra!

Y… nadie la quiere, pero todos la usan.

También, en esa sugerente secuencia, el “competir” se hizo la forma civilizada y honesta –¿honesta?- de la guerra. Igual que la paz se convirtió en el preámbulo de la guerra… y entre guerras.

Ya anunciaban los dioses griegos, en sus batallas y en su conquistas, que las cosas iban a ir así.

También, después, no mejoraron mucho las religiones monoteístas anunciándonos las “guerras santas” contra los infieles.



El camino estaba como ya avisado, y… y minado. Sí. Sí, porque… la sorpresa, la encerrona, la guerrilla –¡oh, tantas formas!- eran y son maneras de competir, guerrear...